De lo más raro que comí en todos mis viajes

El día en que mi mamá probó sus primeros nopales

El día en que mi mamá probó sus primeros nopales

No es necesario decir que en México algo que llama la atención de uno es la comida. Y como estudiante extranjera loca por probar de todo, creo que eso nada más me trajo buenas experiencias y obvio ¡muchos quilos más!.

Para empezar, confeso a los mexicanos que me sorprendí tantito con la idea de comer cactos. Está bien que los nopales se ven bien y que unas gorditas saladas rellenas de ellos todavía son algo que yo extraño, pero necesito ponerlo aquí como una de las cosas más raras que he probado. ¡Nada es tan baboso en el mundo o a lo mejor… en Brasil!.

Sabroso y riquísimo es también el mole negro oaxaqueño que, a pesar de bañar tacos y muchos otros platillos salados, lleva chocolate en su composición. Además de este, existen otros moles de variados colores que también son típicos del país. A los viajantes, les recomiendo preguntar a la gente local por restaurantes que sepan preparar el mole. Tuve una mala experiencia antes de probar al mole en el tradicional estado de Oaxaca. Pero en caso de que no salga bueno por primera vez, lo continuen buscando. A mí me gusta más el mole que sabe a dulce, pero si todavía crees que el mole sea medio raro, mira la foto y confía que es rico. 🙂

Tacos de pollo con mole negro oaxaqueño

Tacos de pollo con mole negro oaxaqueño

En especial a los brasileños, les dejo la recomendación de probar la “pamonha” mexicana (jajaja). El tamal, como se llama una masa hecha de maíz allá, a diferencia de Brasil, viene rellena, además de ser dulce o salada. Hay tamales de carne de cerdo, pollo, salsa verde, roja y muchos más. A mí me gustaban bastante los dulces, ya que el maíz es muy bien molido y me parecía tantito más suave que la “pamonha” que tenemos en nuestro país.

Tamal de carne de cerdo

Tamal de carne de cerdo

A quienes gusten probar platillos más exóticos (y raros, pero exquisitos) recomiendo los tacos de chapulines. Chapulines son insectos conocidos en portugués como “gafanhotos” (lo traduzco para que no queden dudas) y, en realidad, bastante sobrosos. Les puedo garantizar que no son solamente crujientes y que tienen su sabor y también algo de carne. Si bien hechos dan hasta ganas de repetir la comida (jajaja). En el estado de Morelos se suele hacerlos muy bien.

Tacos de chapulines

Tacos de chapulines

Por fin, les digo para darle chance al pozole. Conocido por ser una comida muy tradicional desde los tiempos prehispánicos, lo que se asemeja a una sopa también trae sin que se cocine: lechuga, cebolla, aguacate, carne de cerdo, crema y algo de picante. Vale la pena y dependiendo del lugar se puede encontrar aun pozole vegetariano. 😉

Pozole con carne de cerdo

Pozole con carne de cerdo

Categorías: Crónicas | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: