Cascadas de Agua Azul

Hasta llegar a las Cascadas de Agua Azul probablemente vas a sentir algun mareo. La verdad es que la carretera por la cual uno va para llegar a este bellísimo lugar es cansada y llena de curvas, pero nada más recomiendo que se va despacio, porque ¡el paisaje es imperdible! Además de eso, es importante decir que allá hace muchísimo calor y que el clima ya es semejante al que se encuentra en la selva mexicana, así que ropas más ligeras ayudan a aguantar mejor el clima parecido a una sauna. 

Antes que entres a las Cascadas, hay puestitos en que se puede comprar agua, refrescos y artesanías. Más adelante siguen dos miradores de donde se pueden sacar bonitas fotos y nada más el acceso a Agua Azul, que no lleva este nombre por coincidencia.

En tiempos de cuando no llueve seguido, es muy bonito apreciar el color del agua, que hace con que uno dude si no es todo fantasia. Las Cascadas son un escenario digno de pinturas.

Como en muchas otras partes del estado de Chiapas, vas a encontrar ahí niños vendiendo cosas. Es probable que te ofrezcan plátanos chicos o caña de azúcar cocida.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: